COMUNICADO DE PELOTARIS DE DANIA JAI ALAI , ETC ……

COMUNICADO DE PELOTARIS DE DANIA JAI ALAI , ETC ……

A raíz del los recientes hechos ocurridos en el frontón de Miami Jai Alai, el resto de pelotaris que juegan en Florida han creído necesario escribir este comunicado.

Es importante empezar diciendo que la situación actual de la cesta punta en Estados Unidos es difícil. El motivo principal es que el modelo de negocio que se está intentando instaurar no coloca al jai alai como elemento central o siquiera complementario, sino como un incomodo compañero de viaje con quien, mientras no cambien las leyes, las empresas tienen que lidiar. Este hecho, junto con la irrupción de nuevas empresas, que no tienen ningún vinculo histórico con el jai alai, provoca que las negociaciones de los pelotaris con ellas sean algo completamente diferente a lo vivido hasta ahora con dueños que demostraron un mayor interés en el deporte. La mejor opción que nos queda es luchar por defender el deporte en la Legislatura de la Florida. Para ello tenemos que defender nuestra tradición y cultura, entrelazada a través del tiempo con la cubana, y pedir el apoyo de los legisladores latinos en nuestro esfuerzo por preservar la cesta punta en Florida. Con el propósito de que las futuras generaciones de pelotaris sigan teniendo la ilusión de atarse la cinta y poder cruzar el charco a disfrutar de la aventura que supone jugar profesionalmente en Estados Unidos.

Las diferencias entre los pelotaris de Miami Jai Alai y el resto comienzan cuando se instalan las maquinas tragaperras en el frontón de Miami, en Enero del 2012. La Unión había negociado un convenio colectivo que especificaba que una vez instaladas estas, el cuadro de pelotaris tendría un mínimo de 50 pelotaris. El Presidente de la IJAPA reitero a los pelotaris una y otra vez que tratasen de negociar con la empresa para conseguir ampliar el cuadro por lo menos en 4 o 6 pelotaris, ya que era la primera vez que la unión podía exigir un cuadro más amplio. Los pelotaris de Miami decidieron en este momento, unilateralmente, no intentar aumentar el cuadro. A cambio se mantenían las condiciones que tenían hasta ese momento, quedándose los mismos 36 y aprovechándose de un beneficio económico individual. Esto se ha interpretado siempre como un acto de egoísmo de los pelotaris de Miami que nunca sentó bien entre el resto de los miembros. 

Tras el proceso de bancarrota, en Abril del 2014, Florida Gaming, dueño histórico de Miami Jai Alai con su manera de hacer las cosas, dejan paso a Fronton Holdings, una empresa nueva, que a pesar del nombre, no tiene ninguna intención de mejorar la situación del jai alai. Su primera medida al entrar fue dejar saber a los pelotaris que los contratos individuales y el convenio colectivo permitían a la empresa obligar a los pelotaris a pagar de su propio bolsillo el seguro médico para ellos y su familia, y asimismo reducir los salarios de todos y cada uno de los pelotaris al salario minino, independientemente de el talento o merecimiento de cada uno. Los pelotaris en ese momento deciden que no van a aceptar las amenazas de la empresa, y conscientes de los riesgos, se decide luchar para intentar mejorar las condiciones futuras de los pelotaris del cuadro y asimismo intentar ahora forzar a la empresa a contratar 50 pelotaris. Desde Mayo hasta Septiembre se hacen diversas demandas a las empresas, basadas en el principio laboral conocido como “past practice”. Este principio, básicamente está basado en que si se crea una pauta o manera de hacer las cosas determinada durante un periodo de tiempo lo suficientemente largo, esta no se puede cambiar sin negociar con la Unión. Este era el argumento de la Unión para intentar proteger los beneficios disfrutados hasta ahora que no estaban especificados en ningún contrato. Este principio es válido siempre y cuando, no se especifique en ningún acuerdo escrito entre pelotaris y empresa. El problema en nuestra defensa era la existencia de la bancarrota, que introducía una serie de variables nuevas en la ecuación. La empresa argumenta que en su contrato de compraventa iban incluidos los contratos individuales y el convenio colectivo, pero que todas esos beneficios que los pelotaris disfrutaban que no estuvieran por escrito desaparecían con la bancarrota. Ellos no eran responsables de como habían hecho las cosas la empresa anterior, y desde el principio demostraron que su intención era recortar gastos, sin importarles mucho las consecuencias que estos recortes pudieran tener en el producto que se exhibe en la cancha. El caso es lo suficientemente especial y complicado como para que el Departamento de Labor en su oficina de Miami, no tiene clara la dirección en la que inclinarse y pide ayuda a la oficina principal localizada en Washington D.C. Esta decisión nunca se llega a tomar.

Semanas antes del momento en el que los pelotaris de Miami Jai Alai tienen que recibir la notificación por parte de la empresa sobre la renovación de sus respectivos contratos, la empresa organiza unos ensayos con el fin de determinar los 36 pelotaris que iban a formar parte del cuadro de Miami Jai Alai durante el 2015. Los pelotaris de Miami piden que no acudan ningún pelotari de Dania Jai Alai al ensayo.  Ningún pelotari de Dania Jai Alai acude en solidaridad con los pelotaris de Miami, por la forma de comportarse de la empresa. Asimismo, piden a pelotaris de otros frontones que no acudan tampoco con argumentos variados. Después de estos ensayos, se hace una reunión entre los pelotaris de Miami Jai Alai y el Presidente de la Unión. En ella, los pelotaris expresan su disconformidad con la manera de actuar del Presidente, alegando que este no seguía sus instrucciones y que no tenían confianza en su aptitud para negociar con la empresa en ese momento tan crítico. En las semanas que siguen a esta conversación y antes de la llegada de los contratos individuales, representantes de Miami Jai Alai piden al Presidente que no firme ninguna visa para futuros pelotaris y la garantía de que ningún pelotari de Dania Jai Alai haya llegado a un acuerdo con Miami Jai Alai para que juegue en ese frontón. A partir de este momento, los representantes de Miami pierden cualquier contacto existente con el Presidente y piden su dimisión.

El 27 de Octubre, la empresa notifica a 9 pelotaris que sus contratos no serán renovados y se les ofrece el sueldo mínimo a los 27 restantes. La empresa tiene intención de reemplazar esos 9 pelotaris con varias jóvenes promesas.

La negociación con la empresa acaba como resultado final, con todos los pelotaris firmando un contrato de 3 temporadas (2015,2016 y 2017), cobrando el sueldo mínimo y teniendo que pagarse el seguro medico propio y de su familia. Evidentemente, la situación es crítica y ni el convenio ni los contratos individuales ofrecían suficiente protección como para conseguir un acuerdo mayor. La única opción era esperar a la determinación de la oficina de Washington sobre el caso, pero eso evidentemente era un riesgo grande que los pelotaris de Miami Jai Alai decidieron no tomar y retiraron todas las demandas a cambio de contratos de tres años y flexibilidad a la hora de elegir su seguro. Desde un punto de vista puramente laboral, el acuerdo alcanzado puede incluso verse como un éxito, dada la escasa protección proporcionada por el convenio y la incertidumbre sobre la determinación del Departamento de Labor sobre el “past practice”.

El problema que el resto de pelotaris tiene con el acuerdo alcanzado por Miami Jai Alai, no viene como algunos pueden insinuar por envidia o ignorancia, más bien proviene desde una diferencia en la interpretación de lo que la IJAPA es o debería ser. Al parecer del resto de pelotaris miembros de IJAPA, los pelotaris de Miami Jai Alai han usado a la Unión como un instrumento para protegerse única y exclusivamente a ellos mismos, algo que podría ser entendible si la IJAPA se entendiera como un sindicato más. El resto, aunque hayamos sido tachados de idealistas e ilusos, vemos a IJAPA como algo más que un sindicato, es la última herramienta a nuestra disposición para intentar prolongar en las mejores condiciones posibles una salida a todos los jóvenes que ensayan en cualquier parte del mundo con la ilusión de algún día tomar nuestro sitio en los cuadros de Estados Unidos, igual que nosotros hemos hecho antes. Es por esta evidente disparidad en el modo de ver las cosas, que se ha considerado separarse de los pelotaris de Miami Jai Alai. Si no se ha hecho hasta ahora es porque nuestro único punto fuerte es presentarnos como un grupo ante los legisladores que necesitamos que nos ayuden. Firmar contratos de tres años para pelotaris en muchos casos de muy avanzada edad es difícil de defender si nuestro argumento es mantener la tradición y cultura de nuestro deporte. La empresa puede fácilmente darle la vuelta a este acuerdo y decir que esta manera de actuar de los pelotaris es prueba de que lo único en lo que están interesados es cubrirse las espaldas ellos mismos y el deporte les importa más bien poco. Los contratos individuales no suponen ninguna fuerza con la Legislatura. El único beneficio puede ser una vez más personal, en el caso de que la empresa decida parar la exhibición de jai alai porque la ley cambia.

Como punto final, nos gustaría erradicar esa imagen de que esto se hunde, y que cada uno se lleve lo mas posible antes de que el barco toque fondo. La única razón por la que tiene sentido seguir siendo una Unión, es si estamos todos dispuestos a remar en la misma dirección y con el objetivo claro de que el jai alai se mantenga el mayor tiempo posible. Para ello, necesitamos la ayuda de la Legislatura, y cada decisión tomada por el colectivo que pueda afectar negativamente ese objetivo es algo censurable, y esa censura no proviene de la ignorancia o la envidia.

Firmado por:

Alex Hormaetxea

Erik Mendizabal

Asier Elesgarai

Alain Urbistondo

Ibon Aldazabal

Gonzalo Beaskoetxea

Ortzi Goiri

Hodei Mintegia

DIego Beaskoetxea

Miguel Angel Egea

Andoni Etxaniz

Iker Foronda

Jean Olharan

Christophe Olha

Juan Carlos Martinez

Harry De La Vega

Manex Urtasun

Asier Lafuente

Jairo Baroja

Xabier Arregi

Iñaki Urbieta

Israel Asiain

Gotzon Enbil

Aitzol Larruskain

Jose Nava

Iñigo Gorostola

Alberto Otxoa

Endika Madarieta

Ibai Erkiaga

Edu Suso

Aitor Hernaez

Kevin Ithurria

Xabat Urizarbarrena

Mikel Amigorena

Emanuel Elizalde

Anndy Ramos

Jon Zulaika

Jonathan Etxebarrieta

Jose Ramon Oyarbide

Eñaut Salegi

Iñaki Garcia

Ruben Bailo

Ricardo Solozaba

Iñaki Goitiandia

Daniel Spinner

Nicholas Eyeragarai

Manuel Cancio

Acerca de betjaialai

EMPRESA AUDIOVISUAL Y DE APUESTAS DEPORTIVAS. PRODUCCIONES DE PELOTA VASCA,
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s